Calle Conde Altea 6, Valencia, 46005

96 066 02 97

©2019 Fundación FIVAN

TERAPIA ACUÁTICA

El entorno acuático facilita el aprendizaje

La terapia acuática ha sido y es uno del tratamientos con mayor eficacia para multitud de patologías en cuestión de rehabilitación gracias a sus propiedades físicas. Además, es un entorno que genera un potente factor motivacional y aporta numerosos beneficios:

  • Mejora el tono y aumenta la circulación periférica mediante el uso de agua caliente.

  • Ayuda a la regulación sensorial.

  • Proporciona resistencia para el entrenamiento de fuerza.

  • El conocimiento del cuerpo, el equilibrio y la estabilidad del tronco.

  • A través de la reducción de las fuerzas gravitacionales, la persona es capaz de ponerse de pie y comenzar el entrenamiento de la marcha y ejercicios de fortalecimiento sin causar mayores daños.

  • Disminución de la sensibilidad al dolor por la acción del agua caliente y la flotabilidad.

  • Trabajo del sistema cardio-circulatorio y respiratorio.

  • A nivel hematológico las aplicaciones de agua fría incrementan los glóbulos rojos, la viscosidad y la concentración de la sangre, y las aplicaciones de agua caliente bajan el nivel de hemoglobina y los leucocitos.

  • Al tratase de un entorno motivador para muchos pacientes, es utilizado como medio para reforzar objetivos y conductas que se trabajan en otros entornos.


Esta terapia combina una serie de ejercicios activos, pasivos, asistidos y maniobras realizadas por el propio paciente con ayuda si es preciso del terapeuta o de un familiar para trabajar sobre los objetivos planteados.


También es importante destacar que es una técnica muy efectiva ya que nos permite trabajar ejercicios y posturas que fuera del agua serían muy difíciles o imposibles.

La piscina es un entorno enriquecido en el cual se facilita el aprendizaje debido a sus condiciones menos restrictivas e integradoras al mismo tiempo que favorece la inclusión social.