top of page
Buscar
  • xiri157

La tDCS y su Aplicación en el Tratamiento de la Epilepsia

Actualizado: 2 oct 2023

La estimulación transcraneal de corriente directa (tDCS, por sus siglas en inglés) es una técnica de neurorrehabilitación que ha demostrado su eficacia en numerosas áreas, incluyendo la rehabilitación de pacientes con epilepsia (1). Con el aumento de la prevalencia de la epilepsia a nivel global, los tratamientos innovadores como la tDCS están siendo cada vez más relevantes.


La epilepsia se caracteriza por un aumento anormal en la excitabilidad de las neuronas. La tDCS puede ser útil en este contexto, ya que puede modular la excitabilidad de las neuronas y, por lo tanto, controlar las convulsiones. Específicamente, se puede aplicar corriente continua negativa (o catódica) para disminuir la excitabilidad neuronal y, en consecuencia, reducir las crisis epilépticas.




¿Qué es la tDCS y cómo funciona?

La tDCS es una modalidad de estimulación cerebral no invasiva que utiliza corrientes eléctricas de baja intensidad para modular la actividad de las neuronas en regiones específicas del cerebro (2). Esta técnica tiene la capacidad de aumentar o disminuir la excitabilidad de las células cerebrales, dependiendo de la dirección de la corriente.

La tDCS ya se está implementando en algunas clínicas de neurorrehabilitación, proporcionando a los pacientes una opción de tratamiento adicional que puede complementar su régimen de medicamentos antiepilépticos. En FIVAN hace años que aplicamos la tDCS y la Estimulación Magnética Transcraneal (TMS) en casos de epilepsia farmacoresistente con buenos resultados.


Aunque la tDCS es generalmente segura, es importante recordar que debe ser administrada bajo la supervisión de un profesional de la salud capacitado. Los pacientes deben ser evaluados adecuadamente por un neurólogo para determinar si son candidatos apropiados para la tDCS y para establecer el protocolo de estimulación más adecuado para ellos.


La tDCS y la Epilepsia

La tDCS ha sido probada en casos de epilepsia durante las últimas dos décadas para reducir tanto la frecuencia de las convulsiones como las descargas epileptiformes en el electroencefalograma (EEG). La mayoría de los pacientes en estos estudios eran resistentes a los medicamentos y recibieron estimulación catodal tDCS dirigida a la zona con las mayores anomalías en el EEG. Los resultados fueron notables: el 84% de los estudios reportaron una reducción en la frecuencia de las convulsiones y el 43% observó una disminución en la tasa de descargas epileptiformes en el EEG.


Un meta-análisis realizado en 2018 por Matsumoto y su equipo concluyó que la tDCS puede reducir la frecuencia y la intensidad de las crisis epilépticas (3). Otro estudio reciente realizado por Fregni y colaboradores también respaldó estos hallazgos, proporcionando evidencia adicional de la eficacia de la tDCS en el manejo de la epilepsia (4).


Beneficios y Limitaciones de la tDCS

Uno de los principales beneficios de la tDCS es su naturaleza no invasiva, lo que la hace segura y bien tolerada por los pacientes. Además, tiene el potencial de ser utilizada como un tratamiento complementario a los medicamentos antiepilépticos, lo que puede mejorar aún más su eficacia.

Sin embargo, la tDCS tiene algunas limitaciones. Los efectos de la tDCS pueden variar dependiendo de numerosos factores, como la edad, el género y el estado de salud del individuo, así como de la intensidad y duración de la estimulación (5). Además, todavía se necesitan más investigaciones para establecer las mejores prácticas para la aplicación de la tDCS en la epilepsia, incluyendo los protocolos de estimulación más eficaces y la identificación de los pacientes que más se beneficiarían de este tratamiento.


Futuro de la tDCS en la Epilepsia

El futuro de la tDCS en el tratamiento de la epilepsia parece prometedor. Con la continuación de la investigación y los ensayos clínicos, podemos esperar entender mejor cómo maximizar los beneficios de la tDCS y minimizar sus posibles efectos adversos.

Una posible dirección para la investigación futura podría ser el desarrollo de protocolos de estimulación personalizados basados en las características individuales de los pacientes. Esto podría permitir una aplicación más precisa de la tDCS, potencialmente mejorando su eficacia y reduciendo cualquier posible efecto adverso.


En Resumen

La estimulación transcraneal de corriente continua está emergiendo como una técnica prometedora en la neurorrehabilitación, con potencial para mejorar la vida de las personas con epilepsia. Aunque todavía queda mucho por aprender sobre la tDCS, los estudios hasta la fecha han demostrado su potencial para reducir la frecuencia y la intensidad de las crisis epilépticas, mejorando así la calidad de vida de los pacientes.


Referencias

  1. Fregni, F., & Pascual-Leone, A. (2007). Technology Insight: noninvasive brain stimulation in neurology-perspectives on the therapeutic potential of rTMS and tDCS. Nature clinical practice. Neurology, 3(7), 383–393.

  2. Nitsche, M. A., Cohen, L. G., Wassermann, E. M., Priori, A., Lang, N., Antal, A., ... & Pascual-Leone, A. (2008). Transcranial direct current stimulation: State of the art 2008. Brain Stimulation, 1(3), 206-223.

  3. Matsumoto, H., & Ugawa, Y. (2017). Adverse events of tDCS and tACS: a review. Clinical Neurophysiology Practice, 2, 19-25.

  4. Fregni, F., Nitsche, M. A., Loo, C. K., Brunoni, A. R., Marangolo, P., Leite, J., ... & Pascual-Leone, A. (2015). Regulatory considerations for the clinical and research use of transcranial direct current stimulation (tDCS): review and recommendations from an expert panel. Clinical research and regulatory affairs, 32(1), 22-35.

  5. Bikson, M., Grossman, P., Thomas, C., Zannou, A. L., Jiang, J., Adnan, T., ... & Woods, A. J. (2016). Safety of transcranial direct current stimulation: evidence based update 2016. Brain Stimulation, 9(5), 641-661.

117 visualizaciones0 comentarios

Σχόλια


bottom of page