top of page
qeeg2.png

NEUROMODULACIÓN

La neuromodulación es una técnica no invasiva y no farmacológica que actúa directamente sobre los nervios para generar una respuesta biológica natural. Se trata de una alteración o modulación de la actividad nerviosa mediante corrientes eléctricas aplicadas directamente en el área objetivo. Los efectos secundarios de la estimulación neuromodular son limitados en comparación con otros tratamientos invasivos o farmacológicos conocidos para tratar la espasticidad y el dolor asociado. Además, tiene efectos positivos demostrados clínicamente en el rango de movimiento, equilibrio, funciones mano-brazo y calidad de vida general.

La estimulación cerebral no invasiva es una técnica de estimulación del cerebro que se realiza sin necesidad de cirugía o invasión en el cuerpo. Existen diferentes técnicas para estimular el cerebro de manera no invasiva pero las más conocidas son la estimulación magnética transcraneal (TMS) y la estimulación eléctrica transcraneal (tDCS). Ambas técnicas juegan un papel importante en la neuromodulación no invasiva al permitir la modificación de la actividad cerebral de manera segura y controlada, ofreciendo alternativas de tratamiento para pacientes con trastornos neurológicos y psiquiátricos que no responden adecuadamente a los enfoques farmacológicos o terapéuticos convencionales.

En general,  estas técnicas de estimulación se utilizan para tratar diferentes trastornos neurológicos y para investigar la función cerebral. Son técnicas seguras y bien toleradas, pero deben ser realizadas por profesionales capacitados y en un entorno adecuado. En este sentido, recientemente FIVAN publicó un artículo hablando de los límites éticos en la aplicación de la estimulación eléctrica transcraneal. 

Técnicas de Neuromodulación que aplicamos en FIVAN: 

  1. TENS

  2. Exopulse Mollii Suit

  3. Bemer

  4. Estimulación cerebral no invasiva

bottom of page