top of page
qeeg.png

MAPEO CEREBRAL

El brain mapping, también conocido como cartografía o mapeo cerebral, es una técnica que se utiliza para explorar y entender la estructura y función del cerebro. Esta técnica permite mapear la actividad cerebral y la conectividad en tiempo real mediante el uso de diferentes técnicas de imagenología.

Desde el año 2014, FIVAN realiza análisis cuantitativo del EEG y los Potenciales Evocados Cognitivos con el objetivo de conocer el funcionamiento preciso del cerebro de cada paciente y personalizar el tratamiento con las técnicas de neuromodulación no invasivas más avanzadas. 

El brain mapping puede incluir diferentes tipos de técnicas, como la resonancia magnética funcional (fMRI), la electroencefalografía (EEG), la magnetoencefalografía (MEG), la tomografía por emisión de positrones (PET) y la tomografía por emisión de fotón único (SPECT).

Cada una de estas técnicas proporciona información única sobre la actividad y la conectividad cerebral. La fMRI, por ejemplo, se utiliza para detectar los cambios en el flujo sanguíneo cerebral en respuesta a la actividad neuronal, mientras que la EEG y la MEG miden la actividad eléctrica y magnética del cerebro. La PET y la SPECT miden la actividad metabólica y la distribución de diferentes neurotransmisores en el cerebro.

El brain mapping se utiliza en la investigación del cerebro para comprender mejor cómo funciona el cerebro y cómo se relacionan las diferentes áreas cerebrales con diferentes procesos cognitivos, emocionales y sensoriales. También se utiliza en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades neurológicas, como la epilepsia, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y la enfermedad de Alzheimer.

Resultado de Mapeo Cerebral

El QEEG (Quantitative Electroencephalography por sus siglas en inglés) es una técnica de evaluación neurológica que se utiliza para medir la actividad eléctrica del cerebro a través del electroencefalograma (EEG). La diferencia principal entre el EEG convencional y el QEEG es que este último se enfoca en el análisis cuantitativo de la actividad eléctrica cerebral, en lugar de solo mostrar la actividad eléctrica en forma de ondas.

El QEEG utiliza sofisticados algoritmos matemáticos para analizar la actividad eléctrica cerebral y proporciona información detallada sobre la actividad eléctrica en diferentes áreas del cerebro. Esta información se puede utilizar para identificar patrones de actividad cerebral asociados con diferentes trastornos neurológicos, como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), la depresión, la ansiedad, la epilepsia y la enfermedad de Alzheimer.

El QEEG se utiliza tanto en la investigación como en la clínica, y puede ser útil en la evaluación y el seguimiento de la respuesta al tratamiento de diferentes trastornos neurológicos. 

 

En resumen, el QEEG es una técnica de evaluación neurológica no invasiva que permite medir la actividad eléctrica cerebral y proporciona información útil para la evaluación, diagnóstico y tratamiento de diferentes trastornos neurológicos.

bottom of page