«Motivar a los pacientes de neurorrehabilitación es fundamental»

Fivan Septiembre 20, 2016 No hay comentarios
Pacientes de de neurorrehabilitación
A

Además de neurofisioterapeuta, Ruth Izquierdo es una referencia para cientos de pacientes de neurorrehabilitación que han mejorado la calidad de vida gracias a su trabajo. Ama lo que hace y se le nota. Concienzuda y tranquila, se enfrenta a las limitaciones de sus pacientes hasta que éstas desaparecen o se reducen a la mínima expresión.

¿Qué tipo de pacientes de neurorrehabilitación llegan hasta tus manos?
Todo aquel que tiene un daño neurológico. Puede estar provocado por patologías como ictus isquémico o hemorrágico, esclerosis múltiple o lateral, parkinson o alzheimer… También trabajo con niños que tienen parálisis cerebral, retrasos psicomotores o síndromes no filiados, de los cuales no se conoce la causa y se meten en ese cajón desastre que se utiliza para las enfermedades raras.

¿Trabajas en grupo o en sesiones para un solo paciente?
Hacemos sesiones individuales, que permiten al fisioterapeuta dedicar atención integral al paciente, y siempre que es posible se implica a la familia. Estamos estudiando la opción de hacer grupos para pacientes que ya han alcanzado cierto grado de autonomía y van a recibir el alta. Así podrían seguir ejercitando y no perderían lo que han avanzado. Esta tipología de paciente sí que permite trabajar en grupos. Por ejemplo, un paciente que viene buscando una mejora de la marcha y el equilibrio. En un mes puede alcanzar objetivos, pero si se le da el alta volverá a casa, no seguirá rehabilitando y perderá movilidad. Sin embargo, con trabajo grupal se pueden mantener los objetivos que se habían conseguido.

Ruth Izquierdo terapia con paciente de neurorrehabilitación.

Ruth Izquierdo en su trabajo en suelo con pacientes de neurorrehabilitación. Foto: Alfonso Calza.

Terapia individual para pacientes de neurorrehabilitación

¿Por qué es tan importante la terapia individual?
Trabajas por y para el paciente de neurorrehabilitación con objetivos planteados de antemano. Si tienes dos personas no puedes dedicarles el mismo tiempo, ni ver en qué se equivoca cada una ni orientarlas, has de dividir tu atención. Cuando hay daño neurológico, el déficit cognitivo está implícito. Si no se ayuda al paciente a prestar atención, este puede dejar de trabajar y no se aprovecha la sesión. Además, las sesiones con un solo paciente permiten crear vínculos afectivos con el paciente y ello repercute positivamente en su evolución.

¿Qué tipo de terapia sin máquinas aplicas a los pacientes?
No utilizo ningún método específico, aplico aquello que veo que el paciente necesita. La mayoría de veces lo elijo según su nivel cognitivo. Trabajo la consciencia corporal mediante imaginería o reconocimiento de texturas. De esta manera, sienten más sus partes del cuerpo y así pueden hacer un trabajo motor más específico. Cuando el paciente de neurorrehabilitación no tiene esta capacidad intento activar lo que ha perdido o trabajar una función, como levantarse o sentarse. Si no me entiende, le digo que haga algo que le obligue a levantarse para hacerlo y lo relaciono con esa función: si hacemos actividades motoras sin significado, el cerebro no lo aprende. Lo que se consigue con esto es meterlo en su esquema corporal. No sirve de nada levantar 300 veces la pierna si el paciente no sabe para qué.

Una de tus especialidades es la terapia en agua.
Esta terapia ayuda mucho a trabajar los movimientos no aprendidos o en fase de aprendizaje y favorece la creación de un clima distendido entre el paciente y yo. La menor gravitación lo hace más fácil. Con los niños es muy motivador, en cuanto los metes en el agua empiezan a aparecer el gateo y el pataleo, que muchas veces en el suelo no se manifiestan. En adultos, los ejercicios de marcha son más fáciles dentro del agua. Los pacientes aguantan mucho más tiempo caminando, lo que repercute en la mejora de los movimientos.

Nerorrehabilitación en piscina. Ruth Izquierdo.

Ruth Izquierdo en la piscina con uno de sus pacientes de neurorrehabilitación. Foto: Alfonso Calza.

Neurorrehabilitación con aparatos

También trabajas con diferentes aparatos. ¿En qué se diferencia esta terapia de la que no los usa?
Los aparatos te permiten la repetición constante y esto facilita el aprendizaje mediante patrones: el Lokomat te permite repetir más de 300 veces y así puedes fijar unos patrones. Sin este aparato no puedes controlar rodilla, tobillo y pie, y con Lokomat está garantizado que el movimiento va a ser siempre igual. También trabajo con el Erigo, un plano que te mantiene inclinado a la vez que ejecutas movimientos de los miembros inferiores. Se utiliza en pacientes muy agudos, con muy poca movilidad. Garantiza una buena circulación sanguínea durante el ejercicio y es el paso previo al Lokomat.

¿Cómo responden los pacientes a tus tratamientos?
Por lo general, los pacientes de neurorrehabilitación trabajan a gusto y contentos. A veces, cuando acaba la sesión, me dan las gracias o la enhorabuena, algo que para mí es importante. En cuanto a los familiares, a veces buscan objetivos elevados porque no comprenden la situación del paciente, por ello intento buscar objetivos comunes entre lo que el paciente necesita y la familia quiere, siempre que sean alcanzables, ya que nunca impongo nada que la familia o el paciente no estén de acuerdo.

Terapia para niños

Entre tus pacientes de neurorrehabilitación hay niños. ¿Son diferentes los tratamientos de los que aplicas a los adultos?
Los niños aprenden jugando: si les imponemos la misma tarea que a un adulto perderá las ganas. Se pueden poner a llorar si se frustran y algunos han llegado a inventar que les duele algo para no volver a la rehabilitación. Con las niñas casi siempre montamos un circuito que nos lleva al castillo de las princesas y al mundo de Frozen. Con los niños funciona el fútbol o el baloncesto, les hago juegos con la pelota para trabajar el control del tronco. Para los más pequeños utilizo sonajeros, juguetes que hacen luces y sonidos o tablets con dibujos. Para los niños pequeñitos que no adquieren los hitos motores se fabrican asientos pélvicos de yeso, bipedestadores y mini standings. Todos ellos ayudan a trabajar el equilibrio. Es gratificante trabajar con ellos, acabas cogiéndoles mucho cariño.

Ruth Izquierdo pacientes de neurorrehabilitación.

El juego, las imágenes y los colores son parte importante del trabajo con pacientes de neurorrehabilitación. Foto: Alfonso Calza.

¿Influye la actitud del paciente a la hora de obtener resultados en tus terapias?
Muchísimo. Motivar a los pacientes de neurorrehabilitación es fundamental para conseguir una buena recuperación. En otros centros, a veces de la Seguridad Social, los profesionales no pueden abarcar a todos los pacientes. Hacen terapias grupales que no surten efecto. A veces vienen motivados porque no les iba bien y esperan algo diferente, pero a otros eso les hace pensar que en todos los sitios se hace la misma rehabilitación. Y al llegar aquí, muchos se llevan una sorpresa.

¿Pones deberes para casa?
Sí, siempre. Intento que lo que se hace aquí lo aprendan los familiares para repetirlo en casa y por eso les explico las pautas y se las entrego por escrito. En FIVAN pasan de dos a cinco horas semanales, pero en casa pueden aprovechar para trabajar muchas más horas. Cuanto más colaboren en casa más rápido evolucionarán, lo tengo más que comprobado.

NeuroAtHome, terapia en casa

También existe la opción de hacer terapia de mantenimiento en casa con NeuroAtHome.
Así es. Desde hace unos meses, FIVAN ofrece la posibilidad de llevar a cabo ejercicios cognitivos desde casa gracias a NeuroAtHome. Se trata de una terapia que sólo requiere de una tableta y de la implicación del paciente. Nosotros pautamos los ejercicios y el dispositivo monitoriza el trabajo diario para enviarlo al terapeuta. De esta manera se puede hacer seguimiento de la evolución del usuario sin que éste tenga que moverse de casa. Es un sistema asequible a todos los bolsillos y muy efectivo para pacientes de neurorrehabilitación.

Sesión de aprendizaje de Neuroathome. Este sistema permite a los pacientes de neurorrehabilitación seguir terapias desde casa. Foto: Alfonso Calza.

Sesión de aprendizaje de NeuroAtHome. Este sistema permite a los pacientes de neurorrehabilitación seguir terapias desde casa. Foto: Alfonso Calza.

¿Qué papel juega la familia de una persona que está en neurorrehabilitación?
Es muy importante que sepan cómo trabajar y convivir con esa persona, cómo hacer las transferencias, darle sus tiempos… Cuando pedimos algo a una persona con daño cerebral la respuesta es lenta y la familia a veces les apremia. Tienen que mantener la calma para no agobiar al paciente. Enseguida lo aprenden, y un buen entorno familiar es fundamental para que la rehabilitación siga adelante con garantías de éxito.

 

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Fivan

Centro de referencia en España que ofrece tratamientos de neurorrehabilitación individualizados con el uso de la tecnología más avanzada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *