«Gracias a la cámara hiperbárica he salido del cuarto oscuro en el que me metió la fibromialgia»

Fivan Octubre 16, 2015 No hay comentarios
Hiperbárica-FIVAN
A

Aunque asociamos las cámaras hiperbáricas a la solución para un buceador cuya vida peligra por haber emergido a la superficie sin la descompresión necesaria, lo cierto es que la oxigenoterapia hiperbárica se ha utilizado durante los últimos 30 años para tratar una gran variedad de dolencias además de la intoxicación por monóxido de carbono: curación de heridas, dolor o fibromialgia, entre ellas.

En condiciones normales, respiramos el 21% del oxígeno que hay en el aire, que después pasa a la sangre. Dentro de una cámara hiperbárica, podemos respirar altas dosis de oxígeno a presiones mayores que la atmosférica. Con este aumento de oxígeno conseguimos cambios fisiológicos beneficiosos como el aumento en la proliferación de fibroblastos, la formación de colágeno y la promoción de nuevos vasos sanguíneos. Además, un aporte extra de oxígeno estimula la actividad celular, aumenta la síntesis de trifosfato de adenosina (ATP) y promueve el metabolismo y la eliminación de sustancias que provocan la sensación de fatiga.

Un tratamiento eficaz

Los tratamientos hiperbáricos que se aplican en FIVAN ofrecen muy buenos resultados. Así lo atestigua Mari Luz Sánchez, una paciente afectada de fibromialgia que acudió a la clínica después de probar varios tipos de fármacos, algunos de los cuales le causaban horribles pesadillas. “Hasta llegué a inyectarme cortisona en los muslos, lo que empezó a provocarme la aparición de vello facial”. Mari Luz sentía agotamiento, dolor muscular, pinchazos en piernas y glúteos, agarrotamiento en las articulaciones y lo que ella define como “corrientes eléctricas”. Tampoco las dietas o la homeopatía le funcionaron. Un día leyó un artículo en una revista científica sobre un estudio desarrollado en Tel Aviv sobre 70 mujeres con fibromialgia tratadas con cámara hiperbárica y se decidió a probarlo. “A la sexta o séptima sesión empecé a notar mejoría. Sobre todo por las noches, cuando peor lo pasaba”. Actualmente lleva doce y en la primera fase del tratamiento recibirá hasta veinte.

Doctor Chirivella-FIVAN-Cámara hiperbárica

El doctor Chirivella, con la cámara hiperbárica que hay en FIVAN.

La cámara hiperbárica ha mejorado mucho la calidad de vida que Mari Luz perdió hace un año y medio, cuando fue diagnosticada. “No tengo palabras. He notado un cambio increíble, esto funciona, nunca lo hubiera pensado. Gracias a la cámara hiperbárica estoy saliendo del cuarto oscuro en el que me metió la fibromialgia. Debido a los dolores y el cansancio dejé de practicar running, pero este tratamiento me permite hacer natación”. Y no duda en recomendarlo: “Ojalá mi testimonio sirva para que otras personas en mi situación mejoren como lo he hecho yo”, expresa Mari Luz, que no entiende las reticencias de la asociación de enfermos de fibromialgia que hay en Valencia cuando les pidió consejo sobre este tratamiento antes de dirigirse a FIVAN: “No me dieron información sobre el tratamiento hiperbárico, decían que  la fibromialgia es una enfermedad crónica y que hay diferentes formas de combatirla”.

Base científica

Una base sólida a la hora de demostrar la eficacia de cualquier tratamiento clínico es la investigación básica con modelos animales. En este sentido, la investigadora Hilary Wilson publicó un artículo en Brain Research (2006) cuyo propósito fue estudiar el efecto del tratamiento con oxígeno hiperbárico en la inflamación inducida y en el dolor en ratas de laboratorio. En conclusión, el estudio demostró que el tratamiento con oxígeno hiperbárico disminuye significativamente la inflamación y el dolor.

El NIH (National Institute of Arthritis and Muscoloskeletal and Skin Diseases) define la fibromialgia como un trastorno que causa dolores musculares y fatiga (cansancio). Las personas que la padecen pueden también tener otros síntomas, tales como dificultad para dormir, rigidez, migrañas, menstruación dolorosa y sensación de hormigueo o adormecimiento en las manos y los pies. Su prevalencia oscila entre el 1 y el 3% de la población y ocurre sobre todo en mujeres de edades comprendidas entre los 40 y los 50 años.

Hay trabajos que han postulado que en la fibromialgia, la oxigenación del músculo es anormal o baja. Además, se ha detectado que estos pacientes tienen una menor densidad de capilares en los músculos y valores bajos de la circulación sanguínea del músculo. Estos cambios son causados ​​ya sea por la hipoxia (bajo aporte de oxígeno) localizada o causan la hipoxia.

En la experiencia clínica, la terapia con medicina hiperbárica estimula la producción de tejido granular, que consiste principalmente en la formación de nuevos vasos sanguíneos y la matriz de soporte compuesta por colágeno. Esta es otra razón por la que la terapia hiperbárica puede ser eficaz en la fibromialgia y puede desempeñar un rol importante en su tratamiento.

En conclusión, la oxigenación hiperbárica es un tratamiento eficaz y barato, teniendo en cuenta los beneficios a corto plazo desde el punto de vista clínico y la reducción de bajas laborales.

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Fivan

Centro de referencia en España que ofrece tratamientos de neurorrehabilitación individualizados con el uso de la tecnología más avanzada.