Tú no deseas tener daño cerebral traumático: FEDACE pide prudencia en la carretera

Fivan Junio 2, 2016 No hay comentarios
Matrimonio afectado por daño cerebral adquirido

«Cuando recibes una llamada para comunicarte que un familiar ha sufrido un accidente de tráfico se te encoge el corazón. Y nunca más se vuelve a expandir». Así se expresa Luciano Fernández, presidente de la Federación Española de Daño Cerebral (FEDACE), ante la llegada del verano. «Todos debemos pensar, antes de coger el coche, que el viaje ha de tener un final feliz. Los accidentes ocurren de manera inesperada, explosiva. Y ni te imaginas cuáles pueden llegar a ser las consecuencias». Desde FIVAN queremos contribuir a la labor de concienciación social para evitar que a nadie se le encoja el corazón. Porque no tenemos que imaginar las consecuencias de un accidente de tráfico: conocemos muy bien el daño cerebral traumático.

Cada verano se abre una lista negra a la que todos somos candidatos: la de víctimas por accidente de tráfico. En esta época se intensifican con respecto al resto del año. Las consecuencias siempre son trágicas: desde la muerte hasta las secuelas de por vida debido al daño cerebral. «Hay frases que los conductores deberíamos desterrar: yo controlo, esta carretera la hago con los ojos cerrados, con dos cervezas no das positivo… Las han pronunciado muchos antes de sufrir un accidente grave», recuerda Luciano Fernández, que acaba de ser elegido presidente de FEDACE.

«Un accidente de tráfico jamás se supera»

Fernández pone el énfasis en el viaje inacabado: «Los viajes han de tener final. Un accidente significa un viaje inacabado, una esperanza perdida, un proyecto que ya no se podrá cumplir». Y destaca el impacto en las familias: «Tanto si hay fallecimiento como si hay daño cerebral traumático, un accidente de tráfico nunca se supera. Las imágenes jamás se borran de la cabeza, lo revives todos los días. Y ves cada día a la persona, y te has de hacer cargo de ella, y sabes que nunca volverá a ser igual. El sentimiento de culpa es indeleble en los padres: ¿Por qué tuve que dejarle ir?».

daño cerebral adquirido en accidente de tráfico

Luciano Fernández, presidente de FEDACE, recuerda que la mayoría de los accidentes de tráfico provocan secuelas irreversibles. Fuente: FEDACE.

Internet está lleno de testimonios de personas que intentan hacer lo mismo que nosotros con este post. Advertir de los peligros de la carretera, recordar que un solo instante de descuido puede cambiar nuestra vida para siempre. Porque muchas veces se nos olvida. Fabiola, que va en silla de ruedas debido que un coche que invadió su carril, lo tiene muy presente. «Tendría que haber una asignatura para que desde pequeño te hagan ver que el coche no es un juguete ni una atracción de feria. Es casi una máquina de matar, y si no la controlas bien puedes acabar con tu vida y con la de otros».

«Nunca piensas que te puede tocar a ti»

Sofía es una joven que tuvo un accidente de moto. Su cabeza impactó contra un bordillo y quedó parapléjica. «Mi madre siempre me decía: ¡No cojas la moto! Y yo le pedía que me dejase tranquila: si tengo un accidente pues me mato y ya está. Siempre pensaba que con un accidente de moto te mueres y ya está. Tendemos a creer que le va a tocar al de al lado. Nunca piensas que te puede tocar a ti. Todos estamos en el bombo y mañana puede salir tu número».

Aún hay muchos conductores que hablan de velocidad, sensación de libertad al volante y de conducción divertida en carreteras reviradas. Sus palabras se vuelven ridículas en este video, cuyo rodaje les permitió escuchar en primera persona testimonios de quien ha sufrido la crueldad de un accidente de tráfico.

Según datos de FEDACE, cada año se producen en España alrededor de 35.000 ingresos hospitalarios debido a traumatismos craneoencefálicos. Se estima que el 70 por ciento de ellos tienen su origen en accidentes de circulación. De todos estos accidentados, 4.500 quedan afectados para siempre por daño cerebral traumático.

La víctima tipo de los accidentes de verano es un joven de entre 18 y 30 años, que va sin el cinturón de seguridad y viaja por carreteras secundarias.

Secuelas del daño cerebral traumático

En FIVAN conocemos bien las secuelas que causa el daño cerebral traumático. Emocionales, sensoriales, físicas, funcionales, limitación de la comunicación, cognitivas, conductuales, afectivas… Los procesos de rehabilitación son duros y muy sacrificados.

En este video, FEDACE nos acerca la cruda realidad de las familias que se han visto obligadas a convivir con el daño cerebral.

Quienes trabajamos en FIVAN tenemos experiencia con este tipo de pacientes. Sabemos lo que sufren y lo complicada que se vuelve su existencia y la de quienes los rodean. Por eso no nos cansamos de advertirlo: este verano, cuando cojan el coche, tengan cuidado en la carretera. El daño cerebral traumático acecha detrás de cada curva.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Fivan

Centro de referencia en España que ofrece tratamientos de neurorrehabilitación individualizados con el uso de la tecnología más avanzada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *