«A veces, el propio cerebro sano dificulta nuestro trabajo de logopedia»

Fivan Octubre 28, 2016 No hay comentarios

«El lenguaje es una de las partes más complejas de la neurología», afirma Chantal, que cada día trabaja con pacientes para rehabilitar su habla y si no es posible, encontrar sistemas de comunicación alternativos para ellos. Se enfrenta a su trabajo con una preparación óptima, puesto que es diplomada en Logopedia y filóloga. En sus ratos libres, se dedica a su otra pasión: es soprano y estudia en el conservatorio.

¿Por qué las personas pierden la capacidad de hablar?

La afasia es la causa más común de que la gente pierda el habla. Es un trastorno del lenguaje que se produce en el hemisferio dominante, que es casi siempre el izquierdo, donde está situado el centro del leguaje en los humanos. Normalmente viene producida por un accidente cerebrovascular, aunque también puede ser causada por tumores. La hiperplasticidad que se produce tras un ictus en el hemisferio sano “impide” que la zona lesionada se active lo que necesita. Por eso utilizamos técnicas que sirven para modular la neuroplasticidad y que utilizamos para inhibir el lado sano.

¿Son iguales todas las afasias?

Son todas diferentes. Según la localización de la lesión, se produce una sintomatología que se manifiesta de diferentes formas: puede provocar dificultades en la producción oral, en la comprensión, en la expresión escrita, en la lectura o una combinación entre todas. El lenguaje es una función muy repartida en diferentes zonas del cerebro y es difícil determinar el tipo exacto de perfil lingüístico. El hecho de que una lesión esté localizada un centímetro arriba o abajo hace que cambien sus consecuencias a nivel motor, comprensivo o sensorial. Por eso, la logopedia es una de las partes más complicadas del campo de la neurología.

Logopedia FIVAN

¿Qué tipo de pacientes llegan hasta tus manos?

Personas con daño cerebral, tanto adultos como niños, y otras con cualquier patología relacionada con la voz, el lenguaje en todas sus vertientes posibles, la comunicación, la deglución y la audición.

¿Cuál es el protocolo de actuación con un paciente nuevo?

En un primer contacto, se realiza una valoración completa de todas las funciones desde el punto de vista de la logopedia y después, se establecen unos objetivos junto con la familia. Estos objetivos deben ser lo más concisos y claros posible para que se lleve a cabo un buen tratamiento. Es muy importante que tanto el paciente como la familia sepan sobre lo que se va trabajar y cómo. De esta manera, implicamos a la familia en el camino de mejorar y ayudar, como pilar fundamental, a alcanzar los objetivos propuestos para el tratamiento.

Logopedia FIVAN

¿Cómo te ayuda tu formación a la hora de diseñar un tratamiento?

Como especialista en logopedia, la afasia es la patología que más me interesa por su complejidad. Primero, porque he estudiado el lenguaje formal, y cuando me encuentro con un paciente nuevo determino los aspectos que funcionan en un sujeto sano y que ahora están alterados. ¿Cómo es su lenguaje después de la lesión? Esa es la gran incógnita. Una vez has examinado el tipo de lenguaje desde el punto de vista formal hay que crear estrategias de comunicación e intentar reestructurar su lenguaje. Tenemos pacientes con una alteración que se llama anomia. Han perdido la capacidad para utilizar palabras. Es muy complicado hablar si no puedes recurrir a ellas. Otra es el agramatismo, en el que el paciente no es capaz de construir una frase con las normas establecidas. Cambien el género y el número, colocan mal los artículos…

 ¿Hay un método estándar para tratar los problemas del habla asociados a una lesión cerebral?

En logopedia no hay dos pacientes iguales, cada caso requiere un abordaje específico. Por eso, siempre trabajamos individualmente con ellos, nunca en grupo. Hay varios métodos. Yo cojo de cada uno lo que más interesa para conseguir una terapia lo más efectiva posible. Es muy importante planificar muy bien cómo alcanzar esos objetivos teniendo en cuenta las posibles alteraciones cognitivas que pueda tener el paciente. Si tiene una alteración en la memoria o en la planificación y quiero explicarle una tarea mediante diferentes instrucciones, voy a tener que modificar mi lenguaje o la forma de expresarme, bien utilizando pictogramas o secuencias visuales. De esta manera, el paciente puede comprender y organizar mejor los pasos a seguir para llevar a cabo esa tarea.

Logopedia FIVAN

¿Cuáles son los casos más complicados que llegan a tus manos?

Para mí todos los casos son complicados, aunque esa palabra no me gusta. Más bien diría que todos los casos son importantes y se deben abordar con el mismo empeño, desde un paciente que sólo tiene una alteración en la articulación a otro cuya lesión neurológica le impide hablar. Una de las patologías que más olvidada está y que tiene mucha importancia es la disfagia. El paciente tiene dificultades para comer, desde líquido a sólido pasando por diversas texturas. Es un tema muy serio porque afecta a la seguridad. Hay que aplicar la terapia adecuada y hacer un buen seguimiento, porque depende de ello para vivir. Y lo pueden sufrir desde un bebé hasta un anciano.

¿Responden igual todos los pacientes al tratamiento?

Hay casos de gran éxito terapéutico y otros en los que se avanza muy poco. Es fundamental acudir a un centro lo más rápido posible cuando se produce la lesión o el accidente cardiovascular. Ese lapsus de tiempo es vital. Encontramos algunos casos en los que la recuperación es muy favorable: de no hablar nada a empezar a saludar en poco tiempo, incluso pedir cosas. Y casos en los que la lesión ha sido pequeña y el paciente ha recuperado en un 90% el lenguaje.

¿Cómo trabajas con pacientes que no pueden recuperar ni una mínima parte del habla?

Para estos pacientes intentamos crear un interlocutor ideal, familiar o cuidador, que pasa mucho tiempo con el paciente. Les doy estrategias para favorecer la comunicación, como puede ser el dibujo. Si un paciente no puede decir que quiere agua pero es capaz de dibujar una botella, puede pedirla. También usamos imágenes reales, a modo de facilitador, como una imagen del baño, o de comida.

Logopedia FIVAN

¿Qué aporta la tecnología a las técnicas que utilizáis?

Hay sistemas alternativos de comunicación que se usan cuando los centros del lenguaje oral están muy afectados. Existen tecnologías punteras que permiten a un paciente manejar el ordenador sólo con el movimiento de los ojos y los párpados.  Con ese sistema, consiguen comunicarse con sus familiares gracias a un sencillo programa que les permite también navegar por Internet y hasta utilizar whatsapp. Si su estado cognitivo es bueno, incluso pueden controlar sistemas domóticos.

¿Hay mucho desconocimiento sobre la logopedia?

(Ríe). Sí, mucha. Yo soy «la de la egge», la que rehabilita la erre. Mucha gente también piensa que somos podólogos. Una vez, en Hacienda, le pedí a la funcionaria el epígrafe de logopedia. Me dijo: «Perdona, chiqui, eres la de los pies, ¿verdad?». «No, eso es podóloga», le contesté. Y me dijo: «Ya está claro, eres la de la erre». Y aprovecho para avisar a la gente cuyo hijo no habla y ellos piensan: «El niño ya hablará». En muchos casos, pierden un tiempo precioso antes de venir. De hecho, desde el Colegio de Logopedas se están lanzando muchas campañas acerca de todas las patologías que atiende el logopeda.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Fivan

Centro de referencia en España que ofrece tratamientos de neurorrehabilitación individualizados con el uso de la tecnología más avanzada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *